Toshiba ha marcado un hito en la industria del almacenamiento HDD al superar la barrera de los 30 TB, gracias a la implementación de las revolucionarias tecnologías HAMR (Heat-Assisted Magnetic Recording) y MAMR (Microwave-Assisted Magnetic Recording). Estas innovaciones representan un salto cualitativo en la grabación magnética, con HAMR utilizando un láser de campo cercano para calentar el material del disco y facilitar la escritura de datos, mientras que MAMR emplea microondas para optimizar este proceso.

La aplicación de HAMR ha permitido a Toshiba alcanzar una capacidad de 32 TB en unidades de diez discos, mediante el uso de Shingled Magnetic Recording (SMR), una técnica que superpone parcialmente las pistas de datos para aumentar la densidad y, por ende, la capacidad total. Por otro lado, la tecnología MAMR ha posibilitado la creación de discos de 31 TB, apilando once discos y combinando SMR con una optimización avanzada del procesamiento de señales.

Larry Martínez-Palomo, vicepresidente y jefe de la división de Productos de Almacenamiento de Toshiba, ha expresado el compromiso de la empresa con el avance paralelo en el desarrollo de discos duros de alta capacidad de próxima generación, utilizando tanto HAMR como MAMR. Según Martínez-Palomo, la producción en masa de unidades con HAMR se iniciará tras la fase de validación, mientras que la tecnología MAMR seguirá atendiendo la demanda actual de soluciones de almacenamiento fiables y de gran capacidad.

Toshiba planea comenzar el envío de muestras de prueba de discos duros con capacidades entre 28 y 30 TB utilizando la tecnología HAMR en el año 2025, marcando así el comienzo de una nueva era en soluciones de almacenamiento de datos. Este avance no solo es un logro técnico significativo, sino que también promete transformar la gestión de datos a gran escala, abriendo nuevas posibilidades para empresas y consumidores por igual.