Este hito tecnológico ha sido posible gracias al trabajo conjunto con Quandela, una startup francesa. El ordenador cuántico, bautizado como MosaiQ, representa un paso significativo hacia la soberanía digital europea. OVHcloud también ha anunciado un emocionante programa educativo destinado a fomentar competencias en esta área.

El lanzamiento del primer ordenador cuántico de OVHcloud marca un momento histórico para la compañía francesa. El dispositivo ya está operativo en uno de los centros de datos de OVHcloud, específicamente en sus instalaciones en Croix.

MosaiQ, desarrollado por Quandela, es un testimonio del compromiso de Europa con la innovación tecnológica. Según los promotores, este avance representa el futuro de la innovación en Europa al aprovechar los talentos y tecnologías locales.

Michel Paulin, CEO de OVHcloud, expresa su entusiasmo por esta nueva era tecnológica: «Estamos convencidos de que la computación cuántica es el futuro y hemos demostrado un apoyo inquebrantable para asegurar que Europa no se quede atrás en la próxima revolución tecnológica».

Además, Paulin destaca el compromiso de OVHcloud con el fortalecimiento de la autonomía estratégica y tecnológica de Europa al poner a disposición de los estudiantes este avanzado sistema a través de la nube.

La computación cuántica promete revolucionar diversos campos, desde la medicina hasta la criptografía, al ofrecer soluciones a problemas complejos.

OVHcloud tiene planes ambiciosos para aprovechar la potencia de cálculo de MosaiQ en sus actividades de investigación y desarrollo. El objetivo es probar nuevos conceptos y contribuir a la industria con tecnologías innovadoras.

MosaiQ utiliza haces de luz basados en los principios de la fotónica para ejecutar aplicaciones. Su plataforma escalable permite agregar módulos y aumentar la capacidad de cálculo según sea necesario. En su versión inicial, ofrece una potencia de 2 cúbits.

La adquisición de este ordenador cuántico por parte de OVHcloud hace un año refuerza su posición como líder en innovación tecnológica. Además, marca un hito importante para Quandela, siendo el primer ordenador de la compañía en ser instalado en un centro de datos y ofrecido en la nube.

En resumen, el lanzamiento de MosaiQ representa un avance significativo en el panorama de la computación cuántica, impulsando la soberanía digital de Europa y promoviendo la innovación en la región.