De acuerdo con una reciente encuesta realizada por Hitachi Vantara, subsidiaria de Hitachi, LTD (TSE: 6501), el 60% de las empresas y organizaciones se sienten abrumadas por la creciente cantidad de datos que deben gestionar. Esta abrumadora carga se ve agravada por la preocupación de que su infraestructura tecnológica actual, a menudo heredada o al final de su vida útil, pueda no ser capaz de evolucionar para satisfacer las demandas futuras de almacenamiento digital.

Los ejecutivos de TI están particularmente preocupados por esta situación. Según la encuesta, el 71% de los ejecutivos encuestados expresaron su preocupación por la detección oportuna de violaciones de datos para proteger la información, mientras que el 65% manifestó ansiedad por la capacidad de recuperación ante ataques de ransomware. Estas cifras reflejan la creciente conciencia sobre la importancia crítica de proteger los datos empresariales en un entorno digital cada vez más complejo y amenazante.

La magnitud del desafío que enfrentan las empresas es impresionante. Se espera que las necesidades de almacenamiento de datos casi se dupliquen para el año 2025, según las proyecciones de los altos directivos de TI. Esto equivale a un aumento sustancial en la cantidad de datos que las empresas deberán gestionar, lo que plantea importantes interrogantes sobre la capacidad de sus infraestructuras tecnológicas para mantenerse al día.

Para poner en contexto la escala de este desafío, basta con considerar que en la actualidad las grandes empresas almacenan en promedio 35 petabytes (PB) de datos. Esto es equivalente a todos los datos sobre Ciencias de la Tierra en poder de la NASA, casi el doble que los archivos digitales de los Estados Unidos. Con la creciente adopción de tecnologías como la Inteligencia Artificial Generativa, que generan grandes volúmenes de datos, esta cantidad seguirá aumentando exponencialmente.

En el caso específico de México, el panorama no es diferente. El 93% de los ejecutivos encuestados en el país considera que su capacidad de almacenamiento de datos debe aumentar en los próximos dos años, y más del 70% espera un crecimiento de entre el 50% y el 150% para el año 2025. Estas cifras subrayan la urgencia de abordar el problema del almacenamiento de datos en un país donde la digitalización de las empresas avanza a pasos agigantados.

El Informe sobre Dinámica de la Infraestructura Moderna de Datos de Hitachi Vantara ofrece una visión más detallada de esta situación. Según el informe, la mayoría de las organizaciones, tanto públicas como privadas, esperan que sus necesidades de datos se dupliquen en los próximos dos años, alcanzando un promedio de almacenamiento y gestión digital de 70 PB para el año 2025. Este aumento exponencial en la cantidad de datos representa tanto una oportunidad como un desafío para las empresas, que deben adaptarse rápidamente para aprovechar al máximo el potencial de la era digital.

Las nuevas tecnologías y aplicaciones de uso intensivo de datos, como la Inteligencia Artificial Generativa, están impulsando una verdadera fiebre del oro en busca de un mayor conocimiento, automatización y predictibilidad. Sin embargo, al mismo tiempo, estas tecnologías están poniendo a prueba la ya fatigada infraestructura tecnológica de las empresas, así como los entornos de Nube Híbrida en los que operan. La necesidad de modernizar y fortalecer estas infraestructuras se vuelve cada vez más urgente a medida que aumenta la cantidad y la complejidad de los datos que deben gestionarse.

En resumen, la gestión de datos se ha convertido en uno de los desafíos más apremiantes para las empresas en la era digital. A medida que la cantidad de datos continúa creciendo exponencialmente, es fundamental que las empresas inviertan en infraestructuras tecnológicas sólidas y flexibles que les permitan gestionar, proteger y aprovechar al máximo su valioso activo de datos. Aquellas organizaciones que logren hacerlo con éxito estarán mejor posicionadas para prosperar en la economía digital del siglo XXI.